La misma, con otra cara.

Ese primer día en El Valle había transcurrido como siempre soñé, ya que había hecho muy buena química con la familia de Beto y en la noche fuimos a cenar pizza a un lugar cercano a su casa. No podía creer mi suerte y toda esa felicidad que me rodeaba; y entre tantas actividades, no presté atención a las señales de que mi mente estaba pasando por demasiados cambios: mudanza de un país a otro, radicar en Bogotá unas semanas y de pronto otra vez en una ciudad nueva. No fue sino hasta que nos preparábamos para dormir, que mi cuerpo empezó con algo que nunca me había pasado: mi pierna derecha empezó a temblar sin que yo pudiese tener control sobre ella, primero de manera suave, después de manera un poco más violenta. Al mismo tiempo, mi temperatura corporal bajo súbitamente; desperté a Alberto, quien me abrazó para darme calor, pero no daba resultado, seguía helada. Estaba pasmada de miedo, ¿sería ansiedad? nunca se había manifestado así, no sabía cómo luchar contra este rostro distinto. Me paré y fui al baño, mi pierna seguía sacudiéndose, lloré, le marqué a mi mamá (como si ella pudiese hacer algo desde tan lejos), me volví a acostar ¿y si ahora sí necesitaba un hospital? Beto me preparó agua caliente con bicarbonato para ver si eso ayudaba en algo, y para mi sorpresa me relajó de alguna forma y pude quedar dormida.

 

Al día siguiente me puse a investigar sobre lo que me había pasado, alguna página mencionaba que la ansiedad a veces puede ocasionar sacudidas físicas; francamente, no sé si eso haya sido lo que experimenté; pero por el contexto que estaba viviendo, lleno de tantas novedades sin procesar,  yo creo que sí. Esto me recordó a no bloquear/ignorar lo que nos preocupa, ya que si solo lo “enterramos”, tarde o temprano sale con mucha fuerza y nos ocasiona de nuevo periodos que derivan en trastornos.

En fin, a pesar de lo sucedido, la felicidad era muy grande ya que además mi mamá y mi hermano me habían confirmado que irían a mi boda, lo cual me tenía muy emocionada. Pasaban los días y nos dedicamos a conocer en persona algunas de las calles que Alberto me describía desde hacía ya tantos años, por fin podía vivir todo eso a través de la experiencia y no por fotos. Sin darnos cuenta estábamos ya casi a mediados de abril, y nosotros no caíamos en cuenta que necesitábamos planear una boda. Si no fuera por mi suegra que nos recordaba la urgencia de planear nuestro matrimonio, creo que no hubiéramos tenido tiempo de organizar algo, ya que mi documento mexicano de registro civil vencía a finales de ese mes.

Después de analizar varias opciones, fuimos con un conocido de la familia que tiene un salón de fiestas, él nos ofreció la opción de casarnos el 23 de abril, ya que era el día que tenía libre. Esta fecha fue perfecta porque ese día precisamente cumplíamos un año de haber vuelto a ser novios, sin embargo nos dimos cuenta de esta linda coincidencia hasta después de haber firmado el contrato.

Ya teníamos el lugar y la fecha, sólo necesitábamos acomodar a los invitados y afinar detalles; sin embargo, entre más se acercaba el día en que mi mamá y hermano llegarían, más me ponía nerviosa ya que tenía pavor de que no hubiera una conexión entre la familia de Beto y la mía. Mi cuerpo empezó lentamente a resentir este nerviosismo por medio de mi estómago: casi todo lo que comía me hacía daño. Llegué al punto de tener miedo de salir por miedo a que tuviera que necesitar el baño en cualquier momento, ¿eras tú de nuevo ansiedad?

Estaba ya tan harta de comer saludable y sentirme mal, que un día en un arranque de enojo con mi estómago, le dije a Beto que fuéramos a comer hamburguesas (si todo me hacía mal, qué más daba que me comiera lo que se me antojaba) y de manera casi cómica, cuando acabé de cenar, dejé de sentir malestar. El dolor de estómago se había ido.

Ansiedad-0  Yo-1

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s