Función de terror.

Los días transcurrían, y yo intentaba continuar como si nada estuviera pasando. Creía que ignorando lo que me estaba pasando se iría como llegó. Seguía saliendo de casa intentando distraerme y de alguna forma creía tener la tranquilidad de identificar los lugares/escenarios que me alborotaban la ansiedad y que por lo tanto empecé a evitar (erróneamente).

Algo que en ese entonces consideraba zona segura era el cine. Ese día estaba contenta porque iba con un buen amigo a ver la premiere de Zoolander 2, así que me imaginé que sería una noche de risas y pasar un buen rato.

El error más grande que pude haber cometido esa noche fue el haber comprado un vaso mediano de café, ya que al tener sed, lo tomé como si fuera agua. No habían transcurrido ni 20 minutos de película cuando mi corazón se aceleró como pocas veces. El dolor en el pecho se hizo presente. El miedo a que creer que se acercaba un ataque de pánico se volvió realidad así que salí corriendo fuera de la sala del cine con mi amigo detrás de mío. Comencé a sentir frío y de nuevo sentí esa falta de aprehensión a la realidad. Recordé haber visto en internet que respirar profundo ayudaba. Empecé a hacerlo. Bajó un poco mi ritmo cardiaco y creí que había pasado lo peor.

Terminé de ver la película con mucho esfuerzo ya que el miedo me tenía ausente (a estas alturas no recuerdo los chistes, la trama ya que no estaba realmente ahí). Cuando acabó la función me dio otro ataque de pánico, por lo que caminando hacia el coche le dije a mi amigo llorando que no sabía si quería que me llevara al hospital o a mi casa. Él solo repetía que no iba a permitir que algo malo me pasara…¿cómo explicarle que lo malo ya estaba pasando?

En cuanto llegué a mi casa corrí a abrazar a mi mamá (eso ayudaba a sentirme más anclada a la realidad) pero ni eso funcionó. Era tan paralizante la sensación del terror de creer que el corazón se me estaba deteniendo, que no podía ni hablar. Debía utilizar toda mi energía en lo que me parecía era “sobrevivir”.

Y así transcurrían Febrero y Marzo,  y con ellos mi energía y mis esperanzas de poder salir de ese infierno.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s